Evanesencias

Pues la última visita al único resquicio marciano sobre la tierra resultó de gran utilidad. Pronosticó un año de retos y dificultades marcado por 5 sentimientos y frecuencias mentales:

PAZ – ABUNDANCIA – PROSPERIDAD – SALUD – AMOR

 Sin embargo, la solicitud que hicimos requiere sin duda de un esfuerzo aún mayor. Por lo menos permanecer un par de noches allí. Rezar mientras la turbulencia en la mente resulta casi inaudible.

Esta vez se nos mostró transparente. Cuando se presentó fue en forma de coyote cuando la luna estaba llena. Caminaba alrededor nuestro mientras el humo dibujaba la cúpula de la catedral en que nos encontrábamos. Aulló y partió a devorar la carne desecada. En nosotros sembró la semilla que nos hace pensar sobre nuestra condición carnívora, cazadora. Muy probablemente se acerca el momento en que podré encarnar mis colmillos sedientos en la macilenta carne de la víctima de nuestro sacrificio.

Esta será la nueva póliza de nuestra actitud ante la divinidad.